Comercio electrónico, un aliado ecológico.

Una tendencia que continúa creciendo con fuerza, tiene que ver con el cuidado del medio ambiente; los clientes con frecuencia buscan invertir o gastar sus recursos en empresas responsables con el planeta. Por esta razón, el comercio electrónico de manera paulatina se está convirtiendo en una excelente alternativa para todos aquellos que desean reducir su huella en el planeta. El Green Design Institute, sostiene que el comercio electrónico reduce en un 30 % el consumo de energía y emisiones de C02 en comparación con un retail tradicional.

Esto se debe a las formas de operar de los negocios que se encuentran online; suelen ser empresas que requieren menos desplazamiento por parte de sus empleados (reducen emisiones de CO2), las oficinas requieren infraestructura más simple, gastan menos consumibles, la participación del consumidor es diferente a la tradicional, entre otros.

Otra forma de volver eco-friendly tu negocio electrónico es cuidando los empaques en los que envías los productos, además de mejorar la imagen y experiencia al momento de la entrega, ayudas al medio ambiente.