Inseguridad en México: un obstáculo para el desarrollo.

Para el impulso económico del país son fundamentales tanto el crecimiento y como la expansión de las empresas tanto mexicanas como aquellas trasnacionales que tienen sede e inversiones en México. Sin embargo, las últimas dos décadas han sido sumamente violentas, impidiendo el desarrollo y prosperidad tanto en la economía como en la calidad de vida de la ciudadanía. 

Se trata de 3 factores distintos que impactan negativamente cuando hablamos de violencia e inseguridad: el primero es la gobernanza; cuando una ciudad o país comienza a perder la capacidad institucional de gobernar, otro factor es que los niveles de inseguridad pública aumenten y por último un ambiente de incertidumbre que genera temor que a su vez se traduce en estancamiento de la inversión. 

Sin embargo, a pesar de reportes e indicadores sobre el despunte de la inseguridad, el Banco de México señala que no existen indicadores de que la actividad económica pueda debilitarse más de lo que se estima; para este año y el siguiente no se espera un panorama complicado, aunque por otro lado, los empresarios si mantiene bajas las expectativas.

Con información de El Financiero.